Patadas e insultos: se enfrentó con Messi

78

En pleno partido y reveló el exabrupto que le dijo el rosarino

Javier Ribelles, jugador del Nastic, marcó de manera violenta al argentino en el amistoso jugado el sábado y provocó la reacción del capitán del Barcelona. El diálogo es imperdible.

El amistoso del Barcelona ante el Nastic de Terragona tenía un condimento especial: era la primera vez que Lionel Messi se ponía la camiseta blaugrana tras el conflicto que casi acaba con su salida del club. Por eso, todos los ojos estaban puestos en su actuación: tuvo un partido discreto ante un rival que juega en la tercera categoría del fútbol español.

// El palito de Koeman a Lionel Messi después de su primer amistoso: “Le falta en lo físico”

Quizás, las acciones más interesantes del argentino fueron el penal cedido a Antoine Griezmann, que sirvió para que el francés tome confianza para la la nueva temporada, y el cruce que tuvo con Javier Ribelles, jugador del Nastic, tras una violenta falta.

El volante español era el encargado de marcar a La Pulga para intentar neutralizarlo. Con una mezcla de presión y juego brusco, Ribelles logró anular varios de los intentos del argentino, que se calentó tras una serie de patadas y le lanzó un insulto.

Si bien en el momento no se vio qué fue lo que le dijo Messi a Ribelles, el futbolista lo reveló en una entrevista con el programa deportivo El Chiringuito.

“Yo tenía claro que no podía dejar que Messi girara, porque si gira y te encara, es complicadísimo. Y en una de esas que va a recibir de espaldas, le encimo con todo: con los pies, con las manos, con el pecho. Ahí dejó el balón, se giró y me dice: ‘¿Pero qué haces, boludo? Quieres dejar de darme patadas… que estás todo el rato igual’”.

Sin perder la sonrisa, Javi también contó cuál fue su respuesta: “Y claro, me quedé sorprendido y le digo ‘a ver, si eres el mejor, te tengo que dar patadas. No te puedo dejar girar. Como te gires, me vas a ganar’”.

Además, cuando le consultaron por el gesto que tuvo con Leo después de ese cruce, cuando le puso la mano en la nuca, Ribelles explicó: “Le dije ‘eres el mejor, es eso. No puedo dejarte ni un metro’. Fue algo cariñoso”, indicó.

Por último, relató que fue un sueño jugar con el mejor jugador del mundo, aunque no se animó a pedirle la camiseta: “Le iba a pedir la camiseta, pero digo ‘estará enfadado conmigo’, así que no se la pedí y la terminé cambiando con Griezmann”.

Este fue el primer partido del plantel bajo las órdenes de su nuevo entrenador Ronald Koeman, que terminó con triunfo del blaugrana por 3-1.