Schwartzman perdió la final de Roma

93

Y cerró un torneo que guardará para toda la vida

Cayó por 7-5 y 6-3, pero son todas sensaciones positivas. Alcanzó por primera vez un partido decisivo de Masters 1000 y logró la victoria más resonante de su carrera, ante Rafael Nadal en cuartos.

El argentino Diego Schwartzman perdió hoy con el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, por 7-5 y 6-3 en la final del Masters 1000 de Roma, jugada sobre polvo de ladrillo en el court central del Foro Itálico.

Djokovic, que solo perdió un partido este año, por descalificación en los octavos de final del Abierto de Estados Unidos por su involuntario pelotazo a una jueza de línea, se hizo con el título número 81 de su carrera.

El argentino se rindió en una hora y 53 minutos, después de vivir un torneo excelente en el que consiguió eliminar al español Rafa Nadal, ganador de las últimas dos ediciones, en los cuartos de final.

“No sé cuántos títulos tenés en tus espaldas [Djokovic], pero felicitaciones. Yo estoy muy feliz, quiero agradecer a mi familia y a todos los argentinos en mi país, que estamos pasando un momento difícil por el Covid”, afirmó el argentino.

Schwartzman, de 28 años y mejor sudamericano en la lista de la ATP, llegó a la novena final de su carrera, primera en competencias de la serie Masters, y segunda del año tras la que perdió en Córdoba ante el chileno Cristian Garín.

Por su parte, Djokovic, quien dejó en el camino al noruego Casper Ruud con una victoria por 7-5 y 6-3, consiguió su título número 36 en en Masters 1000, y superó así a Rafael Nadal en esta categoría, la segunda más importante tras los Grand Slam (ambos tienen 35 torneos actualmente).

Halep se consagró en Roma
La rumana Simona Halep, número 2 del ránking mundial, conquistó este lunes el torneo de Roma por primera vez en su carrera, después de que la checa Karolina Pliskova, vigente campeona, se retirara por lesión cuando iba perdiendo por 6-0 y 2-1 tras apenas 31 minutos.

Halep se hizo con el vigésimo segundo título de su carrera y el tercero del año, tras Dubai y Praga, en un partido en el que Pliskova intentó competir, antes de rendirse por unos problemas en la espalda y en el muslo izquierdo.

Con una racha de catorce victorias consecutivas, Halep llegará con el pleno de confianza al Roland Garros, torneo que conquistó en 2018.

“Sé que es muy duro no terminar un torneo cuando llegas a la final, espero que te recuperes pronto y que podamos jugar otra final, quizás en París”, dijo Halep a Pliskova antes de recoger su trofeo de campeona.

“Por fin después de dos finales pude triunfar, me encanta este torneo”, agregó.