Secuelas del covid: perdida de la memoria, confusión, problemas de concentración, mareos y dificultades al hablar

163
“Niebla mental”: Se multiplican los casos entre los recuperados de coronavirus
Se refleja en olvidos, pérdida de memoria, confusión, problemas de concentración, mareos y dificultades para encontrar las palabras más comunes al hablar.
Un conjunto de perturbadores síntomas cognitivos como olvidos y pérdida de memoria, confusión, problemas de concentración, mareos y dificultades para encontrar las palabras más comunes al hablar aquejan a cada vez más sobrevivientes del Covid-19. Se lo conoce como “niebla mental” por coronavirus y quienes la padecen dicen que les impide trabajar y funcionar normalmente.

“Hay miles de personas con esos síntomas”, dice el doctor Igor Koralnik, jefe de neuroinfectología del Hospital Memorial Northwestern de Chicago, que ya ha atendido a cientos de recuperados en una clínica post-Covid que está a su cargo, y agrega que sus efectos serán significativos en la fuerza de trabajo.

Los científicos desconocen las causas exactas de la niebla mental, que varía mucho entre pacientes y que afecta incluso a quienes tuvieron síntomas físicos leves de Covid-19 y no tenían enfermedades prexistentes. Según las principales teorías, el cuadro podría presentarse cuando la respuesta inmunológica del cuerpo no se apaga una vez superada la infección, o debido a la inflamación de los vasos sanguíneos que conducen al cerebro.

Los pacientes con Covid internados por problemas respiratorios han presentado cuadros de confusión, delirios y otras alteraciones del funcionamiento mental conocidas como encefalopatías, y un estudio reveló que esos pacientes debieron permanecer internados más tiempo, tuvieron tasas de mortalidad más altas, y por lo general no pudieron manejarse en sus actividades diarias tras ser dados de alta.

Pero las investigaciones sobre la niebla mental prolongada recién están empezando. Un informe realizado en Francia sobre 120 pacientes que estuvieron hospitalizados reveló que el 34% sufría de pérdida de la memoria y un 27% de problemas para concentrarse, varios meses después de superada la infección.

En un relevamiento de inminente publicación sobre 3930 miembros de los Survivor Corps, un grupo de personas que se conectaron para compartir experiencias y hablar de la vida post-Covid, más de la mitad de los encuestados reportó problemas de concentración, dice Natalie Lambert, profesora adjunta de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, una de las autoras del estudio. La falta de concentración y foco fue el cuarto síntoma más común de los 101 síntomas físicos, neurológicos y psicológicos de corto y largo plazo mencionado por los entrevistados. Y un tercio o más de los entrevistados reportó problemas de memoria, mareos y estado confusional.

“Es invalidante”, dice Rick Sullivan, de 60 años, de Brentwood, California, que tiene episodios de niebla mental desde julio, tras recuperarse de varias semanas de internación con problemas respiratorios y dolor corporal. “Me quedaba catatónico, como bajo los efectos de una anestesia.”

Buscando respuesta a una misteriosa causa

En parte, las causas de la niebla mental son misteriosas debido a la diversidad de los síntomas.

“La respuesta más simple es que en algunas personas la activación inmunológica persiste aunque la infección inicial haya retrocedido”, dice Avindra Nath, jefa de neuroinfectología del Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos de Estados Unidos.

La inflamación de los vasos sanguíneos o de las células que los recubren, también podría influir, dice la doctora Serena Spudich, jefa de neuroinfectología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale. Las moléculas inflamatorias que se liberan en una respuesta inmunológica efectiva “también pueden ser una especie de toxina, especialmente para el cerebro”, dice Spudich.

La doctora Dona Kim Murphy, neuróloga y neurocientífica, experimentó en carne propia los problemas neurológicos post-Covid, incluido el “síndrome de la mano ajena”. “Era una sensación rarísima en la mano izquierda, como que de pronto no entendía por qué estaba en determinada posición, y me quedaba obsesionada mirándola.” Murphy dice que algunos de esos síntomas podrían deberse a “micro derrames cerebrales”.

Otras causas posibles de la niebla mental son las reacciones autoinmunes, “cuando los anticuerpos atacan por error las células nerviosas”, dice Spudich.

Y hay síntomas como el hormigueo o el entumecimiento que pueden producirse cuando un nervio dañado envía una señal equivocada, dice Allison Navis, especialista en neuroinfectología del Sistema de Salud Mount Sinai. Algunos pacientes con niebla mental siguen experimentando problemas cardíacos o pulmonares, lo que a su vez puede exacerbar los síntomas neurológicos.

Hasta el momento, sin embargo, los neurólogos aclaran que las resonancias magnéticas no han revelado zonas dañadas en el cerebro.