Ituzaingó se movilizó ante una presunta estafa millonaria

Una multitud se manifestó en medio de denuncias. Acusaron a “Nico” D. de haberlos engañado para que entregaran grandes sumas de dinero a cambio de la construcción de casas. Sin embargo, no puso un solo ladrillo. En cambio se fue de su domicilio y es buscado.

Un grupo de personas se movilizó durante la tarde en Ituzaingó, acusando que fueron estafados por un sujeto que actualmente estaría prófugo, quien les vendió un plan para construir viviendas que jamás se hicieron.
La movilización (foto Ituzaingó Noticias) se produjo durante el jueves, frente a un local en el que habría funcionado el “emprendimiento” de esta persona.
Extraoficialmente se indicó que desde el 9 de febrero el hombre tiene un pedido de captura vigente.
A todo esto debe aclararse que el presunto estafador, con sus maniobras, habría manchado a su familia que ante la prensa local aseguró que nada tiene que ver con el caso de su familiar desaparecido. Asimismo solicitaron las disculpas del caso y se pusieron a disposición de la Justicia.
Sin embargo, como la empresa familiar compartía el mismo espacio con el emprendimiento del presunto estafador, la multitud se concentró fuera de este lugar.
En ese marco, un familiar fue a hablar con los manifestantes para reiterar que nada tienen que ver con lo que hizo esta persona, Nicolás D.
Se trataría de una gran cantidad de denuncias de personas que contactaron a Nicolás, quien promocionaba sus “planes” de vivienda por redes sociales. “Tenemos miles de promociones para que vos puedas acceder a eso que tanto sueñas. Nosotros lo hacemos realidad. Consulte promoción exclusiva para las distintas fuerzas. Nico Construcciones es una empresa que se dedica a proyectar, construir y reparar la casita de tus sueños. En Nico Construcciones también le ofrecemos los servicios de diseño y construcción. Estructuras. Digitalización de planos Comercial y Habitacional. Proyectos Obra Menor. Ampliaciones. Remodelaciones. Locales comerciales (…) Nos encargamos desde la limpieza del terreno hasta la terminación de la casa”, rezaba el texto que se difundía por internet que remataba con la frase: “La Confianza se demuestra”.
Al parecer la confianza duró poco ya que se indicó que el hombre se fue de la vivienda.
Si bien por redes sociales 18 personas dijeron ser damnificados, en la prensa se indicó que habría muchos más casos.

Comunicado de la familia
“Somos la familia directa de ‘Nico‘, hermanos y padres, primero que nada queremos pedir perdón. Como familia estamos destruidos y en el momento en que surgió el allanamiento en nuestra casa nos enteramos algo de todo lo que estaba sucediendo; no teníamos idea ya que a nosotros nos dijo siempre que estaba todo bien. Uno como padre y familia quiere lo mejor para sus hijos y no entendemos, incluso nos preguntamos en qué fallamos, para que todo esto tenga tal magnitud. Nos piden respuestas que no tenemos y estamos a disposición de la Justicia. Pedimos que no nos hagan pagar por pecados que nosotros no cometimos, ya que él era mayor de edad y ni siquiera vivía con nosotros. Ya bastante tenemos con la condena social que estamos sufriendo. NUEVAMENTE PERDÓN (sic).

Esquina: alerta por “cuento del tío”

Ante la prensa de la localidad de Esquina, una persona expuso un caso ocurrido recientemente, en el que por poco resultó víctima de un “cuento del tío”, por lo que quiso contar el hecho para que nadie salga damnificado por esta gente inescrupulosa.
Juan Carlos contó que lo llamó una persona que se hizo pasar por personal del Ministerio de Desarrollo Social. Como en la mayoría de los casos le dijo que se le iba a otorgar dinero, como suelen hacer estos estafadores para interesar a la víctima y que esta vaya a un cajero o comparta información bancaria.
En este caso le dijeron a la víctima que le iban a dar 30 mil pesos como ayuda por la pandemia, que iban a ser cobrados sólo una vez.
Así es que el hombre fue hasta un cajero bancario. “Me dijo que vaya allí porque me iban a dar un número y con eso podía cobrar. Le dije que si yo tenía mi número de clave para qué voy a poner otro y me decía que era para cobrar nada más, y que me iban a depositar. Fui al cajero y no quería que corte la llamada”, explicó ante el medio mencionado.
Ahora bien, como el hombre no tenía saldo en su cuenta, el estafador se encontró con un obstáculo para cometer su fechoría y la resolvió de la peor manera: le pidió al damnificado que busque a otra persona. Ante el insólito pedido, el hombre se dio cuenta que se trataba de una estafa y cortó.
En este marco vale recordar que se recomienda no dar información sobre cuentas bancarias u otros datos de este tipo, como tampoco hablar de familiares o cosas personales que les sirvan a los malvivientes para engañar.
Por fortuna en este caso el malviviente no pudo estafar a la persona, pero en anteriores oportunidades fueron varios los damnificados que perdieron importantes sumas de dinero.