Boca: Carlos Tevez sigue sin reincorporarse

Tras la muerte de su padre y tampoco jugará por la Copa Argentina

El Xeneize enfrentará el miércoles a Claypole en la cancha de Lanús. El domingo visitará a Vélez y después le tocará el superclásico contra River.

 

En Boca siguen esperando a Carlos Tevez. Hoy, en el primer entrenamiento de la semana, el delantero no se reincorporó y no jugará el miércoles contra Claypole por la Copa Argentina. El cuerpo técnico le dio licencia por tiempo indefinido para que se recupere anímicamente de la muerte de su padre y espera que vuelva durante los próximos días.

 

El Apache se perdió los partidos contra Newell´s y Sarmiento por la Copa de la Liga y en Boca saben que ahora es muy importante que salga adelante en el aspecto emocional, pero también tienen en claro que a los 37 años tiene que volver a entrenarse con el plantel lo antes posible para no dar ventajas.

Tevez no jugará el miércoles ante Claypole y su presencia en el partido del próximo domingo por la Copa de la Liga, ante Vélez, dependerá de cuándo se reincorpore a las prácticas. Lo esperan para esta semana, pero no está claro cuándo volverá al predio de Ezeiza.

La muerte de Don Segundo, su papá adoptivo, pegó fuerte en el estado de ánimo de Carlitos, que tiene contrato con Boca hasta diciembre de este año. No lo quieren apurar, pero Boca lo necesita, especialmente después de la lesión de Eduardo Salvio. Además, en dos semanas llegará el superclásico contra River.

 

Las lesiones siguen complicando a Miguel Angel Russo, que no podrá contar con Salvio e Izquierdoz y todavía espera la recuperación de Wanchope Abila, que fue operado en la última semana de enero.

Salvio se rompió los cruzados
En Boca recibieron la peor noticia, la que no querían escuchar, y que se confirmó con los estudios médicos: Eduardo Salvio sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda y tendrá para seis o siete meses sin jugar.

El mediocampista de Boca se lesionó en el segundo tiempo del partido con Sarmiento de Junín y será operado en los próximos días. Luego arrancará una recuperación que le permitirá volver a jugar en el segundo semestre de 2021.

Salvio ya había sufrido la misma lesión jugando en el Benfica de Portugal, por lo que será la segunda operación de ligamentos cruzados. Se perderá lo que resta de la Copa de la Liga Profesional y casi toda la Copa Libertadores, aunque podría volver para las fases finales si Boca logra avanzar.

 

Diferente es la situación del defensor Carlos Izquierdoz, quien finalmente no está fracturado. Los estudios que le realizaron hoy determinaron que solamente sufrió un fuerte traumatismo. El diagnóstico oficial del club indica “lesión condral en la unión esterno-costal”.

Izquierdoz salió lesionado en la misma jugada que Salvio. El intenso dolor no le permitió seguir en la cancha. Los tiempos de recuperación dependerán de la evolución de la dolencia.