Por una irresponsabilidad inentendible, Goya se paraliza a la medianoche

A consecuencia de una irresponsabilidad que no se entiende, vinculada con el festejo colegial denominado U.P.D., el Comité de Crisis debió tomar medidas de acción que afectan a la ciudadanía en su conjunto aplicando la estricta restricción horaria a partir de este 5 y hasta el 12 de marzo inicialmente.

La medida se aplica entre la medianoche y las 07 de la mañana, periodo dentro del cual se suspenden todas las actividades y reuniones sociales de toda índole. En pocas palabras, la ciudad se paraliza llegada la medianoche y a las 0, todos los negocios deben estar cerrados y el personal en sus domicilios. “Se cierra absolutamente todo”, dijo Osella y a la medianoche la ciudad debe quedar desierta.

Los transeúntes que desde ese horario fuesen demorados por el hecho de estar infringiendo la medida restrictiva establecida, “irán a parar a la policía”, como dijo el intendente en nota periodística. Además de hacer frente a las multas económicas. De hecho la resolución correspondiente indica que las fuerzas de seguridad prestarán servicio para que se cumpla el cese de actividades y la circulación injustificada por la vía pública, incluso en vías navegables.

Pasadas las 07, las actividades laborales, comerciales, educativas, religiosas y demás se realizan con la normalidad que permiten los protocolos para cada una de ellas. Actuando con la responsabilidad que exige la situación y tomando los recaudos pertinentes. Evitando así actitudes como la de los tutores de estos chicos, y ellos mismos, a quienes el Director del Hospital, Dr. Raúl Martínez –integrante del Comité de Crisis- calificó como “los grandes responsables de sumar confusión a una situación epidemiológica que ya venía complicada”.