Un senador peronista intenta tomar tierras del INTA

Federación Agraria Argentina (FAA) criticó, entre otras, la iniciativa del oficialista Dalmacio Mera, que presentó un proyecto para sacarle un terreno al ente en esa provincia porque “se trata de una zona de viviendas familiares y no resulta adecuado el funcionamiento de una agencia experimental rural”

La Federación Agraria Argentina (FAA) criticó con dureza que se siga buscando quitarle tierras al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) para otros fines distintos a los del organismo. Luego de que se conociera un proyecto del diputado del Frente de Todos por Buenos Aires, Carlos Selva, para sacarle 600 hectáreas al organismo en Salta, según alertó FAA obtuvo dictamen en la Comisión de Asuntos Administrativos y Municipales del Senado otra iniciativa. Es la del senador oficialista catamarqueño Dalmacio Mera, que quiere que se haga una cesión gratuita de tierras del ente en esa provincia.

“Transfiérase a título gratuito, a la Provincia de Catamarca, previa mensura inscripta, el inmueble que detenta el Estado Nacional, ubicado en la ruta provincial 33 Km 4, Sumalao, departamento de Valle Viejo, Provincia de Catamarca. Matrícula catastral 16-24-17-7580, Folio Real 135, inscripto el 25/01/1941″, dice el proyecto del senador nacional.

Los motivos que pone para impulsar la quita de tierras son “reordenamiento y rediseño urbano, construcción de escuela, complejo deportivo, obras de parquización y espacios verdes”.

“Se trata de una zona de viviendas familiares y no resulta adecuado el funcionamiento de una agencia experimental rural. Es conveniente diseñar políticas e instrumentar programas y proyectos destinados al planeamiento urbano y a la ejecución de obras públicas en ese preciado terreno”, indica en los fundamentos.

Luego agrega: “La idea que persigue la transferencia es incluir el extenso inmueble al radio urbano. A fin de evitar molestias para la población y otorgarles beneficios como la construcción de una escuela, un centro deportivo y espacios verdes. Criterios de sustentabilidad aconsejan desplazar del inmueble el funcionamiento de INTA y así diseñar una localidad, donde el vecino sea el principal beneficiario”.

En este contexto, en un comunicado FAA expresó “su honda preocupación ante los avances del Frente de Todos que intenta expropiar tierras del INTA en distintos puntos del país”.

La estación del INTA Sumalao, en Catamarca
La estación del INTA Sumalao, en CatamarcaGoogle Earth

“Hubo una primera embestida con tierras del INTA de Salta. Y en estos días vemos cómo prospera un segundo avasallamiento que pretende quitar terrenos de Catamarca de dicho instituto. En el mismo acto en que vacían al INTA, golpeando seriamente nuestra soberanía tecnológica, nos dejan desprotegidos a miles de pequeños y medianos productores de todo el país, que necesitamos de la tecnología y los desarrollos del INTA para ser competitivos y hacen peligrar fuentes de trabajo de profesionales del instituto. No vamos a quedarnos de brazos cruzados”, señaló el presidente de FAA, Carlos Achetoni.

“Nos preguntamos, con la cantidad de tierras ociosas que tiene el Estado a lo largo y ancho del país. ¿Por qué atentar de este modo contra el INTA? ¿Qué objetivo real persiguen?”, agregó.

“No hay ninguna razón comprensible para que castiguen así al INTA e indirectamente a los pequeños y medianos productores que nos valemos de su potencial, sus conocimientos y su extensionismo a diario. Es inverosímil tener que estar a esta altura teniendo que explicar los enormes beneficios que el INTA tiene para el desarrollo integral de la Argentina”, remarcó.

Entre los fundamentos del proyecto, Mera también menciona “lograr que todos los comportamientos humanos vinculados con lo económico, lo ambiental y lo social generen un sistema de patrones de desarrollo innovadores y estilos de vida creativos, que satisfagan al ciudadano y sus necesidades elevando su bienestar sin afectar el ambiente y sin comprometer generaciones futuras”.

Por último, el titular de FAA señaló que la entidad alienta “la creación de un banco de tierras y la democratización en el uso y tenencia de la tierra, pero no a costa del INTA”.

“No pueden sacar tierras del instituto y repartirlas graciosamente, beneficiando vaya uno a saber a quiénes, pero perjudicando siempre a los mismos”, finalizó.