El Banco de Corrientes impulsa a la mujer como motor de crecimiento en la agroindustria

La entidad crediticia firmó un Convenio Marco de Colaboración y Cooperación con la arrocera ADECOAGRO S.A. Ambas entidades resignifican el rol de la mujer en la cadena agroindustrial y trabajan para potenciar sus cualidades tanto en el campo como en la industria correntina.

El presidente del Banco de Corrientes, Alejandro Abraham y Walter Alejandro Cardozo director de negocios de la empresa productora de alimentos y energías Renovables ADECOAGRO S.A firmaron un convenio marco que tiene como objetivo articular acciones conjuntas destinadas a estimular el crecimiento y posicionamiento de la mujer correntina en el ámbito de la agroindustria. Para ello planean coordinar capacitaciones, vinculaciones, articulaciones de jornadas y reuniones con asistencia técnica recíproca que impulsan el desarrollo de la mujer en el sector.

“Es de suma importancia poder visibilizar aún más las actividades de las mujeres como motor de crecimiento en nuestra provincia y para ello hay que destacar la participación activa que tienen en áreas puntuales como lo son la ingeniería, agronomía, veterinaria, entre otras más” explicó el presidente del Banco, Alejandro Abraham.

En misma sintonía con las políticas de género que propone el gobernador de la provincia Gustavo Valdés que dan valor y resignificación a la mujer correntina, el titular del Banco añadió “Necesitamos generar conciencia, más empatía y colaboración para que el sistema dé oportunidades laborales para las mujeres en el sector con un perfil decisivo que potencie la cadena de producción, desarrollo y comercialización.”

“Si se vislumbra el escenario mundial, estamos avanzando en un segmento de composición que marca una impronta y también un estilo de vanguardia, pues nada justifica que existan disparidades y en esa convicción tanto nuestra provincia como esta entidad son pujantes” avaló.

Consultado por las cualidades necesarias de la mujer en el ámbito empresarial, el presidente se explayó “La mujer genera creatividad, puntos de vista y soluciones que desafían hábitos que se encontraban arraigados en costumbres masculinizantes del sector, lo que va quedando atrás. Por eso el liderazgo femenino es radical, se impone con criterios sólidos y deben estar presentes en las áreas de decisión, lo que terminará siendo bisagra en el futuro de nuestros desarrollos locales”.

Una vez culminada la reunión y la firma de acuerdo el presidente del Banco se mostró feliz y con la convicción de que este acuerdo “abre una ventana de oportunidades para las mujeres correntinas”.