Corrientes: Violento desalojo dejó cuatro policías heridos y varios detenidos

La protesta se generó por una propiedad en la que habitan 15 familias en el paraje Paso Vallejos. La Justicia ordenó su desalojo. Hubo corte de ruta por varias horas, hasta que la Policía los retiró. Uno de los uniformados está grave.

Un litigio familiar en el que las partes se reclaman la propiedad de una importante extensión de tierra, hoy cedida para que la habiten decenas de personas, terminó ayer de la peor manera, cuando la Justicia ordenó el desalojo de los manifestantes que cortaban la Ruta Provincial 129, en el paraje Paso Vallejos. Al menos cuatro policías resultaron heridos, uno de ellos de gravedad. Hay cuatro manifestantes detenidos.

Temprano promediando las 8, una veintena de manifestantes y referentes de la Coordinadora por los Derechos y la Justicia (CODEJU), atravesaron leños sobre la Ruta 129, a unos 10 kilómetros de Monte Caseros. La protesta era por el desalojo de la familia Almeida, ordenado por el juzgado de Instrucción de esa ciudad y que afectaba directamente a unas 15 familias que habitan en el lugar.

Esta situación inicialmente movilizó a una importante cantidad de efectivos policiales de la comisaría Primera, con la colaboración de otras dependencias. Las horas pasaron y las negociaciones para el levantamiento del corte de ruta no prosperaban, por lo que la Justicia ordenó la liberación de la calzada y el retiro de los palos que obstaculizaban el avance de los vehículos atascados en la zona.

En total, la medida duró unas siete horas, hasta que la Policía logró que crucen los primeros camiones.

La protesta la encabezó el dirigente Guillermo Galantini y su hijo por el CODEJU. Promediando las 14:50 avanzó la Policía y esto enardeció los ánimos de los que llevaban adelante la protesta. Los incidentes no tardaron en llegar y como resultado de los mismos, cuatro policías terminaron con lesiones de distinta consideración, uno de ellos con heridas graves en sus piernas, que derivaron en su urgente internación en el hospital Samuel Robinson de Caseros, en el que informaron que presentaba la rotura de ligamentos. En tanto, al menos cuatro personas resultaron detenidas por la otra facción durante el procedimiento.

De hecho, el fiscal López Ruíz ordenó puntualmente la detención de Galantini y su hijo, quienes encabezaban la protesta.

En tanto, organizaciones sociales se convocaron ayer por la tarde frente a la comisaría Primera para exigir la libertad de todos los detenidos durante los operativos y que estaban detenidos en la Alcaidía local, a disposición de la Justicia.

Según datos a los que tuvo acceso época, la pelea por la propiedad en cuestión es entre una pareja ya disuelta, en el que la mujer sería la que exige la entrega de los terrenos en el que habitarían unas 15 familias, que tendrían la autorización de uno de los propietarios de esas tierras.

Desde CODEJU interpretan que existen otros intereses de por medio y denunció el desamparo en el que quedarán las familias expulsadas a la fuerza de aquel lugar; destacando además la sospechosa velocidad con la que actuó la Justicia en este caso en particular. De hecho, ayer por la tarde, estaban viendo dónde ubicar a todas las familias que fueron retiradas del predio.

Finalmente y a pesar de la protesta y los violentos incidentes producidos durante el desalojo, la medida se llevó a cabo y ahora el litigio seguirá en los estrados judiciales.