Corrientes: El 41,5 % de la población de la capital provincial es pobre

La Encuesta de Calidad de Vida contradice los números del Indec. Señala que más de 164.000 personas de Corrientes capital no cubren la canasta básica. Los niños y los trabajadores informales son los más afectados.

La pobreza afecta al 41,53 % de la población del aglomerado urbano de Corrientes, según un informe publicado por la Dirección de Estadística y Censos de la Provincia de Corrientes. Los números contradicen las proyecciones recientemente difundidas por el Indec.

Según la Encuesta de Calidad de Vida que realiza la dirección provincial, durante el segundo semestre de 2021 el 41,5 % de la población de la capital provincial se encuentra por debajo de la línea de pobreza. Esto representa 164.649 personas.

El 5,8 % está por debajo de la línea de indigencia, es decir, unas 34.755 personas que no logran cubrir la canasta alimentaria.

De acuerdo con el informe local, el umbral de pobreza en Corrientes es de $ 62.048, siendo el ingreso promedio total de una familia en situación de pobreza de $ 42.588. Mientras que el ingreso promedio de un hogar en indigencia es de $ 16.710.

En tanto, el segmento etario más afectado por este flagelo es de niños y niñas de 0 a 14 años. El 53 % está por debajo de la línea de pobreza.

Las cifras locales contradicen abiertamente los números que publicó la semana pasada el Indec. El organismo nacional arrojó que, al término del segundo semestre de 2021, el aglomerado urbano Corrientes fue el tercero con menor cantidad de personas bajo la línea de pobreza en el país, con 27,3 %. En tanto, el 7,6 % son indigentes.

El gobernador Gustavo Valdés salió a cruzar estas cifras. En tanto, desde el Indec informaron que realizarán una auditoría para identificar si hubo un error, tal como lo señaló el mandatario provincial.

“Este tipo de medición deja por fuera no solo otras características como las condiciones habitacionales del hogar, el nivel educativo del jefe, el nivel de hacinamiento, etc., sino también otro tipo de ayudas que pueda recibir el hogar que no impliquen ingresos monetarios”, cuestiona la metodología del organismo nacional el informe de la Provincia.

Trabajadores pobres

El documento que publicó la dirección provincial señala que el 37,3 % de las personas que se encuentran por debajo de la línea de pobreza es trabajadora. De este total, el 59,7 % es empleado u obrero, de los cuales el 39,4% está en negro.

“Si se considera solamente los trabajadores pobres del sector privado, el trabajo no registrado asciende a 74,6 %”, indica el estudio.

“La informalidad presenta una de las principales variables explicativas de las diferencias de ingreso en los trabajadores. Un trabajador registrado cobra en promedio más del doble que un trabajador no registrado”, expresa el documento.

Desocupados

En cuanto a la población desocupada, el 69 % se encuentra bajo la línea de pobreza. El 35 % de los desocupados pobres lleva menos de tres meses buscando trabajo, según detalla el informe provincial.

El 43,9 % de los pobres son inactivos. De ellos, el 78,4 % no trabaja ni estudia porque se debe ocupar del cuidado del hogar o tiene alguna incapacidad, según indica el documento que lleva por nombre Informe de Pobreza e Impacto de Planes.

Rol del Estado

Según la Encuesta de Calidad de Vida, el rol del Estado es fundamental para reducir los indicadores de pobreza. “Luego del proceso de valorización de cada uno de los planes gubernamentales provinciales e incorporando el valor como un plus al ingreso total familiar, se encuentra que la pobreza del aglomerado desciende de 41,53 % a 38,56 %, lo que implica, según las mismas estimaciones, que 159.574 personas son pobres y que luego del impacto de planes este número desciende a 148.162”, según indica el documento provincial.

“El accionar del Gobierno, mediante sus ayudas sociales, permite sacar de la pobreza a 11.412 personas”, indica el trabajo.

“Es importante destacar que este número no se verá reflejado en las estadísticas oficiales del Indec por considerarse de programas no monetarios, pero sí permite mejorar la calidad de vida de los habitantes del aglomerado”, aclara el documento.

Algunos de los programas que relevó la encuesta provincial son el Plan Alimentario Corrientes, la tarifa social de agua y de energía, la Tarjeta Mbareté, la Tarjeta Sapucay, el boleto urbano estudiantil y también programas nacionales como la asignación universal por hijo, entre otros.