La final de la Champions se demoró por incidentes

El duelo entre Real Madrid y Liverpool comenzó finalmente a las 16.36 debido a problemas en la entrada del estadio.

 

El arranque de la final de la Champions League entre Liverpool y Real Madrid se demoró más de media hora debido a disturbios en torno al Stade de France. El duelo comenzó a las 16.36.

Durante la previa de la gran final se registraron hechos de violencia cuando aficionados del Liverpool, aparentemente sin entradas, intentaron forzar el ingreso al Stade de France, escenario del partido.

The Associated Press vio a dos hombres (uno con camiseta de Liverpool) arrojados al suelo por los guardias y sacados del estadio por la fuerza. Otro evadió a los guardias y entró a la carrera al nivel inferior del estadio. Los policías, incluso, lanzaron gases lacrimógenos.

Largas colas de fans del Liverpool esperaban entrar faltando apenas 40 minutos para el inicio del partido. Muchos tenían entradas oficiales y no podían ingresar por las demoras, mientras que otros llegaron con tickets falsos.

Unos 15 minutos antes del inicio previsto en un primer momento para las 16 (hora de la argentina) se anunció la demora debido al arribo tardío de fans al estadio.