Marcelo Gallardo, autocrítico tras la derrota

“Tenemos jugadores de jerarquía y ahora nos queda armar un buen equipo”

El entrenador dijo también que tiene que buscar la plenitud física del plantel y que seguirá asumiendo riesgos en cada partido: “No hay que claudicar”.

Marcelo Gallardo dio la cara tras la derrota de River ante Sarmiento por 2-1 y dejó en claro que confía plenamente en sus futbolistas y en su idea de juego. En conferencia de prensa, el entrenador fue autocrítico y pidió tener paciencia: “Tenemos jugadores de jerarquía y ahora nos queda armar un buen equipo”, señaló.

El Millonario dejó una pobre imagen ante el equipo de Junín, que convirtió en los momentos justos y se llevó tres puntos vitales en la lucha por el descenso: “Sarmiento fue muy efectivo y nos costó mucho”, señaló el entrenador que aseguró que no se sorprendió por el planteo del rival.

Gastón Mainero, la figura de la cancha, y Federico Andueza, en el primer tiempo, marcaron los goles para la primera victoria de Sarmiento en el Monumental, mientras que Emanuel Mammana descontó para River, que venía de dos triunfos en fila.

La dura caída dejó a River con 15 puntos, a 10 del líder Atlético Tucumán (25), mientras que Sarmiento sumó el cuarto éxito en el torneo y alcanzó las 14 unidades, y en la tabla anual quedó en el límite de la clasificación a la Sudamericana 2023.

Pese a la derrota, Gallardo aseguró que su equipo no va a perder las formas: “Seguiremos buscando ser protagonistas y trataremos de minimizar la chance de los rivales. Tenemos que seguir trabajando para que el plantel esté lo mejor posible. Tenemos jugadores de jerarquía y ahora nos queda conformar un buen equipo”, afirmó.

Además, expuso algunos puntos de por qué se hace cuesta arriba sumar de a tres: “No pudimos funcionar como un todo. No le echo la culpa a la defensa ni a los delanteros. No encontramos esa regularidad, estamos en la búsqueda. Me molesta más eso que lo que hace el rival. En esa desconcentración, nos marcaron dos goles”, señaló.

Por último, el entrenador dejó en claro que confía plenamente en el proyecto y que trabajará para estos resultados no golpeen en la moral de los futbolistas.

“No hay que claudicar en la manera. Yo asumo que las cosas no se dan, que no salen con fluidez. Confiar en la calidad humana y en la calidad futbolística. Eso suele repercutir en el equipo. Si no se nos va a hacer largo el final de este semestre”.

River redondeó un partido flojo, por errores propios y por mérito de Sarmiento, que tuvo su noche perfecta en Núñez, mientras prosigue en su lucha por mantenerse en la máxima categoría del fútbol argentino y mira de reojo la competencia internacional. En la próxima fecha, River visitará a Independiente y Sarmiento será local ante Lanús.