Los lapachos correntinos se adelantaron y ya lucen su majestuoso traje rosado

El calor hizo florecer los coloridos árboles, a pesar de que el fin del invierno está todavía lejos.

Los lapachos son una de las marcas registradas de Corrientes, sobre todo del principal espacio recreativo: la costanera. Sus flores rosadas lucen como pocas y son fotografiadas hasta el cansancio durante el poco tiempo que permanecen así.

Desde hace algunos días, estos coloridos árboles comenzaron a florecer de una manera acelerada y ya pueden verse varios completamente vestidos con sus inconfundibles flores.

Si bien es cierto que es un árbol que florece antes de la primavera, en esta temporada el proceso se adelantó llamativamente.

Los especialistas aseguran que el lapacho muestra sus flores sobre el final del invierno y cerca del cambio de estación. Por eso el florecimiento suele darse recién a finales de agosto o inicios de septiembre.

Ahora, comenzaron a mostrar todo su color ya desde los últimos días de julio y son varios los que se encuentran completamente cubiertos de flores. Algunos de ellos ya adornan el paisaje de la costanera General San Martín y otros se encuentran dispersos en diferentes sectores de la ciudad, tanto en el macrocentro como en barrios alejados.

Su particular estampa lamentablemente no dura mucho. Quizás la seguidilla de veranillos que tuvo Corrientes fue la que adelantó su florecimiento y estarán de esta manera apenas algunas semanas, ya que con la llegada de la primavera el mes que viene comenzarán a echar sus flores para cubrirse nuevamente de hojas verdes, tomando un aspecto más tradicional, lejos de su reluciente rosado actual.