Quedaron varados tres días en la cordillera con temperaturas de -15°

Lo que comenzó como un viaje de expedición pudo haber sido una tragedia para dos hombres de más de 60 años. Estuvieron 96 horas encerrados en una camioneta, haciendo equilibrio para no desbarrancar. Una huella les salvó la vida.

Jorge Lombardozzi (68) y Carlos Chirivino (61) vivieron tres días que jamás olvidarán durante el resto de sus vidas. Ambos hombres, amigos que habían viajado desde la Ciudad de Mendoza y hasta Bardas Blancas (Malargüe) con la intención de disfrutar de una expedición, pasaron tres días y tres noches varados en medio de la cordillera de los Andes, resguardados en la camioneta en que se movilizaban y con la que desbarrancaron a la altura de Portezuelo de Carqueque.

“Después de dos días atrapados en el lugar e intentando sacar el vehículo sin éxito, uno de ellos (Lombardozzi) caminó cerca de 2 kilómetros por una huella hasta que se encontró con un puestero a quien le pidió ayuda. El puestero, identificado como Alfredo Pérez -de 46 años-, fue hasta el lugar y también intentó ayudarlos a retirar el vehículo. Pero, como no pudieron, ambos se acercaron a la delegación de Gendarmería Nacional para dar aviso y pedir ayuda”, reconstruyó a Los Andes el director de Defensa Civil de Malargüe, Víctor Andrade.

La zona conocida como Puente Amarillo, a donde querían llegar los dos amigos.

Cerca de las 23.20 de este martes, personal de Defensa Civil de la comuna partió en búsqueda del vehículo y al encuentro de la otra persona que permanecía en su interior. Y es que Chirivino había sido operado del corazón recientemente y le habían colocado hace no mucho un stent. Por esto mismo es que el más joven de los hombres varados no acompañó a su amigo en la caminata para buscar ayuda. “Cerca de las 4.20 pudimos llegar al lugar y rescatar al hombre que quedaba. Afortunadamente pudimos rescatarlos antes de que caiga un temporal de nieve, que está pronosticado para los próximos días”, rememoró Andrade.

(EN)