“Fantasma” : el encargado del Sanatario dijo que es mentira y que es una situación armada

Un fenómeno de características paranormales sucedió en la guardia del Sanatorio Finochietto, ubicado en el barrio de Palermo de la ciudad de Buenos Aires, en la intersección de la avenida Córdoba con la calle Boulogne Sur Mer. Según informó el noticiero BDA, del canal América, el hombre encargado de la seguridad del sanatorio recepcionó a una supuesta mujer mayor que pidió ver a un médico de guardia a las 3.26 de la madrugada del viernes 11 de noviembre. Al pasar las horas y ver que no salía de la consulta, el custodio llamó a los médicos. Pero, según señalaron en el informativo, éstos le respondieron que no habían recibido a ninguna paciente. Cuando le preguntaron los datos de la persona que había registrado, le dijeron que no podía ser, porque en los registros del sanatorio, con ese nombre figuraba alguien que había fallecido el día anterior.

La situación quedó grabada en dos videos, en los que sólo aparece el personal de la empresa de seguridad, sin que se advierta en los mismos la presencia de una segunda persona. En el primero se observa que la puerta automática se abre pero no hay nadie detrás, solo se adivina una columna. El recepcionista, sentado en el segundo de los dos escritorios ubicados desde la puerta, se levanta de su asiento, camina hacia la entrada, corre la cinta de peligro, anota algo en una planilla y hace un ademán compatible con dejar pasar a alguien. En el segundo, a las 3.27 el mismo personal de seguridad toma una silla de ruedas estacionada junto a los ascensores de la planta baja, se la ofrece a “alguien” que no se ve y, ante el supuesto rechazo de la misma, la devuelve a su lugar.

Infobae consultó al doctor Guillermo Capuya, responsable de Relaciones Institucionales del Sanatorio Finochietto, quien explicó que “el personal de seguridad del sanatorio no tiene vínculo con la institución, es tercerizado, y pertenece a la empresa Securitas”. Además, indicó que en ese momento se dirigía a las oficinas del centro de salud para continuar recabando información sobre el caso pero anticipó que, con los datos que tenía hasta ese momento, “dijeron que la persona registró a alguien que había muerto, y eso no está, no hay nada, no hay registro del ingreso que dice esta persona. Lo dice él, no está registrado el nombre”. Sobre la información que se brindó acerca que esa persona tendría la misma identidad que alguien fallecido el día anterior, fue enfático: “No hay registros, eso es mentira”

“Lo único que puedo decir es que esto molestó, porque perdimos toda la mañana con esto. Me llamaron desde Estados Unidos, México, Panamá, por algo que casi seguro, lo puedo asegurar, es una situación armada. No se si para hacer una broma o qué, pero se viralizó. Lo que yo no creo es en fantasmas”, añadió.

A Capuya la extrañaron, además, algunas cosas que ocurrieron en ese momento. Por un lado, le dijo a Infobae que “la puerta está rota, se abrió como 28 veces en 10 horas”. Por el otro, “esto sucedió justo cuando esta persona estaba sola, porque siempre está acompañada…”. Y añadió que “los compañeros tampoco vieron nada”.

Infobae intentó comunicarse además con Securitas, empresa que tiene su sede en el partido de San Martín en la provincia de Buenos Aires. La compañía de seguridad respondió a través de su consultora externa de comunicación, quien escuetamente señaló que “por cuestiones de confidencialidad, la empresa no va a hablar acerca del cliente”. Según pudo averiguar este medio, al guardia de seguridad -de quien no trascendió la identidad- se le practicó un examen psicotécnico esta misma tarde.