Faltan insumos básicos para realizar cirugías y estudios de complejidad

Hace poco más de un mes empezaron a advertir desde el sector de la salud de todo el país acerca de la falta de insumos médicos y, esta semana, se acentuó la dificultad de conseguir elementos básicos para realizar cirugías, entre otros. Hace tres días, el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas precisó, a través de un comunicado, que se agudizó el faltante de los stents (dispositivos que se emplean para desobstruir las arterias).

 

En este sentido, habló el director del Instituto de Cardiología de Corrientes, Julio Vallejos, y sostuvo que “el problema es generalizado”. El médico dijo que hay varias personas esperando por ser operadas y aclaró que “se van atendiendo las urgencias”.

 

Esto sucede por “las restricciones de las importaciones y por la incertidumbre de los proveedores de no saber qué precio salen”, explicó ayer Vallejos a República de Corrientes. La falta de insumos empezó a acentuarse “porque se consumen las reservas de la misma institución”, según indicó el médico.

 

Hasta ayer, habían 35 pacientes esperando válvulas del corazón para operarse; son cirugías programas que pueden cambiarse las fechas, pero el doctor explicó que “esto no es conveniente para el paciente”. Además, faltan insumos que tienen que ver con diálisis e imágenes, catéteres descartables, entre otros.

 

 

“Estamos hablando
de la vida de la gente  y, cuando esto ocurre, no se puede esperar”

 

JULIO VALLEJOS
DIRECTOR DEL CARDIOLÓGICO

 

 

“No se han tomado las medidas necesarias para analizar el tema de la salud. Ojalá sea un tema prioritario porque hoy la salud de la gente está en juego. Estamos hablando de la vida de la gente  y, cuando esto ocurre, no se puede esperar”, expresó.

 

En este contexto, comentó que se organizan de acuerdo a un criterio de urgencia. Hasta el momento, “nadie sufrió algo, pero estamos al borde de eso”. Recordó que se viene advirtiendo hace mucho sobre esta situación y que están usando el stock de provisiones del Instituto.

 

“Estamos en tiempo de descuento”, señaló el doctor en cuanto a los insumos en reservas que están utilizando.

 

También, agregó que hay proveedores que “ni te cotizan porque no saben cuánto vale” cada producto. Hay, según Vallejos, aumentos desorbitantes. Algunos proveedores cotizan al contado y las obras sociales pagan a 90 días, con la inflación se perjudica al sector.

 

Al retrasarse las cirugías, dijo que se genera una angustia muy grande en los pacientes. En “estos tiempos de espera, se hacen las mejores recomendaciones para evitar complicaciones”.

 

Por otra parte, cabe recordar que las últimas semanas fueron varias cámaras y sociedades médicas las que denunciaron que no hubo solución más que momentánea al cepo de las importaciones de insumos o materia prima para fabricarlos en el país.

 

Agregaron además que tampoco avanzó la prometida “liberación por goteo” de dólares para la compra de productos en estado crítico de stock, tal como lo había anunciado Salud Pública de la Nación a fines de octubre.